Get Adobe Flash player

Factura electrónica

 A partir del primero de enero de 2019, todas las empresas estarán obligadas a implementar la facturación electrónica como única forma de su registro contable de transacciones.

Para dar cumplimiento al Decreto 2242 de 2015, compilado en el Decreto Único Reglamentario 1625 de 2016,  la DIAN puso en marcha el proceso de masificación del nuevo modelo, desechando la antigua factura física. Con el nuevo modelo de facturación todas las empresas deberán facturar por este medio, por lo que deben iniciar la adaptación de la nueva tecnología y la capacitación del personal para dar cumplimiento al Decreto.

La factura electrónica es un documento que soporta transacciones de venta de bienes y/o servicios a través de soluciones informáticas, que debe cumplir con las características y condiciones de expedición, recibo, rechazo y conservación. La expedición de la factura electrónica comprende la generación por el obligado a facturar y su entrega al adquirente. Tiene los mismos efectos legales que una factura en papel y se expide y recibe en formato electrónico.

La factura electrónica se puede generar a traves de: una solución de facturación electrónica dispuesta por el responsable de facturar o por medio de los servicios de un proveedor tecnológico previamente autorizado por la DIAN. 

Los documentos que pueden ser emitidos electrónicamante son: facturas, notas crédito, notas debito y acuse de recibo

Los proveedores tecnológicos deberán ser previamente autorizados por la DIAN, para ofrecer servicios inherentes a la factura electrónica a los obligados a facturar. Para poder obtener una autorización un proveedor electrónico deberá, entre otros requisitos, surtir el procedimiento de habilitación.

Desde el 5 de junio de 2018 la DIAN, pondrá a disposición la solución ¨Facturación Gratuita DIAN¨, orientada principalmente a facilitar la expedición de la factura electrónica a los Micro y Pequeños empresarios, pero de igual manera podrá ser utilizada por otros tipos de contribuyentes, que estimen que los servicios básicos gratuitos allí ofrecidos pueden ser utilizados en su modelo de negocio, siempre y cuando cuenten con un certificado de firma digital expedido por una entidad de certificación acreditada por ONAC adquirido a su propia cuenta.